La razón sin razón

Me hago la que sé, pero no es cierto.

No sé cómo funcionan las relaciones, no sé cómo separarme del sesgo.

Es todo un intento desesperado por justificarme, por sonar coherente y aceptarme.

Recibir aprobación de las personas que quiero, recibir afecto físico y del que se lleva dentro.

Es todo una constante contradicción, que no puedo entender; intento.

Es todo un mundo de puntos de vista, un mar de visiones que no son la misma.

No me encuentro feliz conscientemente en ningún lado, no conozco bien el porqué de las cosas que hago.

Desordenada, en mente, espíritu y corazón, un sinsabor me llena la garganta, ellos tenían razón…

Quizás soy yo la tonta que no sabe priorizar, quizás el problema real es que no me sé disciplinar.

Quizás lo único que quiero en la vida es admiración y amor, pasión y calor.

Estoy mal hecha, no rompí el cascarón. No me entiendo y no entiendo a la gente a mi alrededor.

Sumamente inestable, volátil… una bomba de tiempo que acumula. ¿Por qué no te liberas? ¿por qué tantas dudas?

Porque con muchísimo dolor observo… que liberarme, también parece ser un error.

—A.

Anuncios

2 respuestas a “La razón sin razón

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s