Triste… y tranquila

Hoy,

solo me siento triste, tranquila. Como quien se despide de un libro cargado de drama. Como quien finaliza de leer una novela que le cambió la mente y ahora tiene un profundo vacío. Triste, y tranquila; como quien sale de viaje o como quien regresa de uno. Como el que termina una saga que siguió durante muchos años… triste, como quien vuelve a casa para descubrir que todo ha cambiado, y tranquila; como quien sabe que la vida es eso, un constante cambio. Me siento triste como quien se aleja de viejos amigos, tranquila como el que sabe que eso era inevitable.
Me siento como quien suelta, como quien toma un nuevo camino.
Sí… me siento triste… y también muy tranquila, como el viajero que no tiene hogar, cuyo espíritu es libre, pero solitario. Como el cantante que termina una gira, el escritor que pone punto y final a la obra más saturada de su vida. Como el militar que es ascendido de rango, el capitán que entrega su nave, el piloto que llega a su destino… solamente para partir de nuevo.

Triste, y tranquila… como ese valiente soldado que hoy, herido y agotado, vuelve a casa.

—A.

Anuncios

2 respuestas a “Triste… y tranquila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s